21 sept. 2020

EDITORIAL | Día del Trabajador Radial en Chile. Felicidad, Orgullo y Responsabilidad (por Aldo Ortiz Pardo)

Lunes 21 de Septiembre de 2020.-  Un nuevo 21 de Septiembre ha llegado hasta nosotros, y junto con la Primavera además de los últimos ecos de unas Fiestas Patrias tan especiales que nunca vamos a olvidar por el contexto nacional y mundial que estamos viviendo, es que también llega el momento de honrar el esfuerzo, el compromiso y el trabajo sin descanso que realizan todos aquellos que consagran su vida a informar, educar, entretener e integrar, es decir, COMUNICAR con mayúsculas a todo el país.

Exactamente, un 21 de Septiembre es el Día del Trabajador Radial en todo Chile y, es que nosotros, desde un grupo pequeño, pero - honrando las palabras de San Alberto Hurtado - , “comprometido, consecuente y solidario” con nuestro país y con nuestra sociedad, es que queremos relevar todo lo que hacen por comunicar. Sean federados o no. Sean de nuestra línea de pensamiento o no. Sean independientes o no. Seamos rivales o no.

Hay que reconocer que esta fecha originalmente es una fecha para reconocer el esfuerzo de las distintas radios por unir al país y por lo tanto, es de alegría, orgullo y emoción el saber cómo la radio, ya sea en el éter, o en la digitalización, hace patria, llegando tan lejos como sea posible para que más y más chilenos sean los tocados por las distintas propuestas de las emisoras de nuestra larga y angosta faja de tierra.

Hemos hablado de alegría, orgullo y emoción, pero lo más importante es la RESPONSABILIDAD. También con mayúsculas. Estos han sido tiempos en donde la credibilidad ha sido puesta a prueba no una, sino miles de veces. Donde la tentación de ser populares ha hecho sucumbir a varios medios de comunicación, convirtiéndose muchos de ellos en simples publicadores de noticias falsas o caer en la grosería y el insulto fácil. La pandemia de coronavirus debe marcar un antes y un después, a la hora de controlar los flujos informativos, discriminar sobre las verdades y medias verdades, además de eliminar las mentiras y los ataques a la honra de las personas. El prestigio y credibilidad está en juego en una batalla que nunca termina.

Nuestra responsabilidad también es con los cientos de miles de chilenos que nos escuchan, donde el mensaje tiene que ser claro, profundo y bien dicho. Podrán haber pensamientos distintos, e incluso, como lo dijimos antes, comunicadores que no tengan o no comulguen con nuestras ideas. Pero hay que mantener el respeto por todas y cada una de ellas, que el argumento informado y comprobado sea el arma más fuerte que la intensidad de la voz. Porque todos tenemos que llegar al mismo objetivo, que es el objetivo de todos quienes hacemos radio en todo el país. Y el objetivo es como nuestra meta. El objetivo es CHILE, por sobre todas las cosas.

Escrito por : Aldo Ortiz Pardo. Editor de RCI Medios y Presidente (I) de la Agrupación de Medios Independientes de Atacama, AMIA




0 Comments:

Publicar un comentario