18 nov. 2019

Agente canino "Darwin" y su valioso aporte en la lucha contra las drogas en Atacama

Lunes 18 de Noviembre de 2019.- En el marco de los servicios preventivos en la primera y segunda línea del control antidrogas que desarrolla la sección OS7 de Carabineros y que incluyen la frontera internacional, las rutas y caminos de la región, el agente canino “Darwin” ha cumplido este año 2019 una importante labor, sacando de circulación un total de 122 kilos 977 gramos de droga de diferentes tipologías. 

Este valioso integrante de la sección especializada del OS-7 Atacama, es un labrador Golden Retrivier de poco más de 2 años, alegre, juguetón y muy responsable en su gran misión de impedir el tráfico de drogas. Darwin, el can antidrogas tiene la responsabilidad de detectar e interceptar el paso de sustancias ilícita, muchas veces ocultas entre la carrocería y carga de vehículos y buses provenientes de las regiones del norte del país. 

A su corta edad y escasos meses de experiencia, el olfato agudo de Darwin le permite ser certero al momento de estar frente a un cargamento de drogas y aunque se ocupen diversas técnicas de ocultación, no falla. Este noble compañero del OS-7 Atacama ha permitido a su equipo incautar en lo que va corrido del año 614 mil 885 dosis de droga, cuyo valor en el mercado ilegal supera los mil 603 millones de pesos.

Gracias a su trabajo Darwin ha impedido que esta droga (43 kilos 888 gramos de marihuana, es decir 216 mil 940 dosis; 69 kilos 550 gramos de pasta base de cocaína, 347 mil 750 dosis; y 10 kilos 39 gramos de clorhidrato de cocaína, 50 mil 195 dosis), lleguen a las calles y también poner a disposición de la justicias a 15 delincuentes que se dedican a este lucrativo e ilegal negocio del tráfico de drogas.

Darwin llega donde el olfato y la vista humana no tienen alcance. Es un complemento a la labor tecnológica. 

Para ello son adiestrados en base al acondicionamiento mediante el juego y la recompensa, no tienen contacto con la droga, sino que trabajan en base a “sustitutos”, es decir el olor a la droga, que es lo que finalmente buscan.

Cuando el can Darwin detecta el olor a alguna sustancia ilícita, hace una marcación positiva a través de algunos movimientos que su guía interpreta, premiándolo con una pelota u otro juguete ya que a él le encanta jugar y esa es su mejor recompensa.    

Para la sección del OS-7 Atacama el can Darwin es un compañero, que al igual que ellos, cumple turnos como cualquier funcionario policial y disfruta de sus merecidos descansos siempre junto a su guía, quien también es Carabinero y tiene los entrenamientos de la especialidad.             



0 Comments:

Publicar un comentario