20 abr. 2019

COMENTARIO EN RCI : "20 años sin dial, la evolución de los radios on-line en Chile" (por Emilio Freixas Lillo)

Sábado 20 de Abril de 2019.- Hablar de radios on-line suele ser tan fascinante como las radios tradicionales por aire, pero al mismo tiempo suele ser una verdadera quimera. Y es que, curiosamente, en una era donde todo (supuestamente) está disponible en internet, lo que menos puede encontrarse es, precisamente, su propia historia.

Hace no más de 5 años que los medios en general vienen hablando de las radios on-line, medios digitales, e incluso del streaming como si hubieran descubierto la pólvora, sin embargo, para sorpresa de todos, la radio on-line está cumpliendo 20 años en Chile.

Es por esa razón que esta columna no sólo tiene por objeto reconstruir la historia de un medio que simplemente está mutando todos los dias y a una velocidad mucho más veloz a la que podemos reaccionar, sino que además pretende hacer un pequeño a todos aquellos pioneros anónimos (varios de ellos terminaron siendo amigos mios) que simplemente, y sin habérselos propuesto, hicieron historia en los inicios de la era digital.

En el principio fue…
En 1994, un grupo de universidades chilenas crearon REUNA, Red Universitaria Nacional, con el propósito de sentar las bases de internet en Chile. Y vaya que lo hicieron. No sólo crearon el primer proveedor de servicios de internet (ISP) a nivel nacional, sino que también fue bajo esta plataforma que las primeras radios de aire empezaron a hacer pruebas de emisión via internet en tiempo real a través de Real Audio. Esas radios fueron El Conquistador, La Ciudad y Beethoven. Estamos hablando entre los años 1995 y 1996. Y si bien la calidad de audio no era de las mejores, tomando en cuenta que la velocidad promedio de las conexiones era de 28,8 kbps, sin duda que escuchar tu radio favorita en el computador en esos años fue todo un hito.

Con los años, el avance de la tecnología y la incorporación de nuevos actores al naciente negocio de internet, la calidad de las conexiones fue mejorando, generando como consecuencia nuevas y mejores prestaciones. No tendría que pasar mucho tiempo para que pudiéramos pasar de escuchar una extensión de las FM tradicionales a un completo cambio de paradigma: las primeras radios 100% nativas de la web.

Del hobby al negocio
Las buenas ideas siempre salen en los lugares más insospechados. Se dice que Apple tuvo sus origenes en un garage, Facebook se originó en un dormitorio estudiantil en la Universidad de Harvard e incluso, la gestación de Cadena Chile se dio en medio de una conversación de amigos en un patio de comidas.

Lo cierto es que, los orígenes de las primeras radios on-line made in Chile están en una nebulosa, no sólo por la falta de información disponible en la web al respecto, sino que muchas de ellas surgieron como meros hobbies sin mayor pretención que fueran escuchadas por un grupo de amistades. Eso provocó que sus emisiones fueran esporádicas e irregulares. Y si bien hay quienes afirman que ya habían iniciativas 100% digitales entre 1996 y 1997, la historia oficial comienza en 1999 con Radio Isla Negra, la cual se mantiene operativa hasta el día de hoy.

Pero no fue hasta la llegada de la conexión a internet via banda ancha de alta velocidad que empezarían a surgir en masa: es el caso de la primera juvenil on-line (FM Box) en 2002, la primera íntegramente dedicada al deporte (Estación Deportiva) en 2004, la primera dedicada al adulto contemporáneo y además la primera generada desde regiones (Canal 80), la primera dedicada íntegramente a la cultura (Radio Celeste, hoy RCI Radio Chile), la primera radio íntegramente orientada al rock (Distorsión FM) o incluso la primera radio partidaria hecha por y para hinchas de un club en particular (Radio Azul Chile) en 2009. Sólo por nombrar algunas porque de seguro varias que conozco se me quedan en el tintero.

Todas las anteriormente descritas tienen algo en común: con más corazón que recursos, no sólo generaron un abanico de opciones mucho más amplio del que se puede encontrar en las tradicionales radios de aire, sino que en varios casos, sin tener noción alguna de hacer radio, poseían una creatividad a toda prueba que hoy en día se pide a gritos en los medios tradicionales.

Del anonimato a los “voztros” del streaming
Hoy en día, si algo hecho de menos en los medios digitales actuales es el surgimiento de voces nuevas, pero sobretodo gente como uno. Y es que pareciera que hoy en dia, si no tienes voces famosas sencillamente no existes. Está bien, mediaticamente son un gancho muy potente para generar audiencia en un plazo muy corto, pero basar tu producto únicamente en los famosos de turno y además en base a polémicas, puede ser un arma de doble filo.

¿Es que acaso la creatividad escasea nuevamente? Conozco varios medios actuales que se desviven tratando de implementar la tecnologia más reciente (desde señal de video en la web hasta transmisiones via redes sociales) en perjuicio de la calidad del contenido.

Si algo marcó la pauta de los medios digitales en la primera década de este siglo fue precisamente la capacidad de generar buenos contenidos, aún con un presupuesto bajo e incluso nulo.

Chile tiene la virtud y la ventaja de tener, posiblemente, la tasa de penetración de conexión a internet más alta de Latinoamerica y una oferta de medios digitales altamente desarrollada al lado de paises más desarrollados que el nuestro.

No digo que la radio on-line haya perdido el norte, pero sin importar la plataforma, siempre se agradece la existencia de contenidos creativos y de calidad, pero para no matar la gallina de los huevos de oro, es justo y necesario exigir que no se cometan los mismos errores en que incurrieron los medios tradicionales.

20 años no es nada, decía el tango, pero en 20 años sin duda que ha pasado mucha agua bajo el puente de la supercarretera de la información.

Escrito por : Emilio Freixas Lillo. Comunicador Social, Director de Operaciones de la Red Cadena Chile



0 comentarios:

Publicar un comentario