21 may. 2020

EDITORIAL | "Recuperemos el ejemplo del Capitán Arturo Prat en el Chile de hoy" (por Aldo Ortiz Pardo)

Jueves 21 de Mayo de 2020.- Un nuevo aniversario de la gesta heroica del Capitán Arturo Prat ha pasado por Chile. Pero en qué punto estamos. Estamos en un tiempo de descreer lo fundamental para dar paso a lo básico, en donde sólo importa la obtención del resultado por sobre el esfuerzo que se ponga para poder llegar a él.

El arrojo y la intrepidez del Capitán Prat ha sido pocas veces visto en nuestro Chile, en donde un abogado y marino pisa la cubierta del barco enemigo sólamente para dar cumplimiento al espartano mandato que sobre las armas chilenas pesa, "la bandera jamás debe de ser arriada. Los chilenos no nos rendimos nunca". Hoy vemos como no se cumple, cuando muchos desdeñan el valor de otros, "es una quijotada", te dicen algunos. "Es caridad y no vanidad", te dicen los que nunca hacen nada por los demás; "qué voy a obtener a cambio", te dice la mayoría. O quizás parafraseando una canción, de la forma más brutal, "de qué ha servido tu sacrificio".

El mundo de hoy ha cambiado terrible y lamentablemente, donde los ejemplos de superación han dado paso a la comodidad del statu quo, y otros han optado por destruir impunemente el esfuerzo de muchos bajo plausibles consignas. Hemos visto lo mejor del ser humano en la actual pandemia, pero también hemos sido testigos de lo peor del ser humano. Aprovechamiento, acaparamiento, desobediencia, chaqueteo, insidia, y el más grave de los defectos humanos. La ENVIDIA.

Cuando los valientes de la Esmeralda, o los de la Covadonga, los de La Concepción, o los mineros del infatigable Batallón de Atacama, se arrojaban en duro y violento combate para defender el pabellón patrio y luchar por defender a quienes eran nuestros ancestros, nunca pudieron siquiera imaginar que menos de 200 años de sus proezas heroicas, las nuevas generaciones iban a recelar de su valor bajo sinnúmeros pretextos, pero sobre todo, por las engañosas y farsantes reescrituras que comediantes de pasquín, devenidos "historiadores" han hecho con nuestro acerbo cultural, destinándolo al limbo del olvido. Por qué ???. Mejor dicho... para qué ???.

El ejemplo de desprecio del peligro y amor por su país del Capitán Prat merece ser relevado no tan sólo por Gobiernos (cuyos homenajes son sólo protocolares) o mandos militares. Debe ser un homenaje venido del corazón del alma nacional. Del alma de Chile, de ese Chile olvidado, dividido. De ese Chile que llora las injusticias y que sufre el dolor de sus compatriotas cuando lo pasan mal. Todos y cada uno de nosotros somos el alma de ese Chile. Somos nosotros los llamados a recuperar el patrimonio y hacer que la Historia, con mayúsculas, vuelva a brillar, y que el Capitán Prat, desde su Tribuna Celestial, nos mire y se enorgullezca del país que hace muchos años, lo viera morir sólo por defenderlo.

Escrito por : Aldo Ortiz Pardo. Editor y Propietario de RCI Medios



0 Comments:

Publicar un comentario