13 feb. 2019

Tribunal Oral de Copiapó condena a 12 años de presidio a autor de tres robos con intimidación en un minimarket

Miércoles 13 de Febrero de 2019.- El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Copiapó condenó a Darwin Patricio Mora Tapia a la pena única de 12 años de presidio, y al menor de edad B.E.T.N. a la sanción mixta de 2 años de internación en régimen cerrado con programa de reinserción social y 3 años de internación en régimen semicerrado con programa de reinserción social, en calidad de coautores de tres delitos consumados de robo con intimidación, más un delito tentado de robo con intimidación, en el caso del adolescente. Ilícitos perpetrados en abril y julio del año pasado, en la ciudad.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por los jueces Rodrigo Cid (presidente), Lorena Rojo y Juan Pablo Palacios (redactor)– aplicó, además, a Mora Tapia las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del adulto para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

Fallo que dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, cerca de las 22 horas del 22 de abril de 2018, Mora Tapia y B.E.T.N. ingresaron al minimarket “Spacio1”, situado al interior del Servicentro Petrobras, ubicado en calle Los Carrera n° 3131, de Copiapó, e intimidaron a la dependienta con un cuchillo que portaba Mora Tapia, para luego sustraer ambos desde la caja registradora dinero en efectivo y cajetillas de cigarrillos desde una estantería, con los cuales se retiraron del lugar.

Actuar que los condenados reiteraron el 2 de julio de 2018, cerca de las 22 horas, y el 6 de julio de 2018, alrededor de las 21.10, en el mismo minimarket.

En tanto, el 16 de julio de 2018, cerca de la una hora, B.E.T.N. se acercó al minimarket ‘Spacio1’, con la intención de asaltarlo, “para lo cual saltó un separador de vidrio de una terraza contigua y desde allí trató de ingresar manteniendo un cuchillo en una de sus manos; sin embargo, tras varios intentos de abrir la puerta, aun ejerciendo fuerza, ésta no cedió, ya que se encontraba asegurada, y posteriormente, al cabo de una hora aproximadamente, volvió al lugar con un cuchillo en sus manos para verificar si habían abierto el acceso, causando en ambas ocasiones temor en la dependienta de identidad reservada número 4, quien observó lo anterior a corta distancia, mientras se encontraba ejerciendo sus labores”.



0 comentarios:

Publicar un comentario