5 abr. 2018

Senda instala programas para prevenir el consumo de drogas y alcohol en escolares

Jueves 05 de Abril de 2018.- Como cada año, el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), comenzó la instalación de su oferta programática en más de 8.000 mil establecimientos educacionales del país, los que están dirigidos a niños, niñas y jóvenes desde prekinder (3 años) hasta 4° medio, cubriendo así todo el ciclo escolar.

Una etapa crucial para fortalecer factores protectores en niños y niñas desde la temprana infancia, que les permita tomar las mejores decisiones a la hora de enfrentarse a un eventual consumo de alcohol y otras drogas. Según los resultados del último “Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar 2015” elaborado por SENDA, en el país se registró un aumento en el consumo de drogas como  marihuana y cocaína, entre otras sustancias, aunque en Atacama se registran bajas en todas las sustancias, a excepción de la marihuana.

Por ello para la Directora Regional de la institución, Martha Palma, “es relevante que todos y todas nos hagamos cargo de esta realidad social, porque está demostrado que los programas de prevención son más eficientes cuándo involucran a la sociedad en su conjunto y no sólo a los estudiantes. El rol de la familia, los profesores, directivos, asistentes de la educación, apoderados, la comunidad y sus líderes, es clave”.

Según detalla la directora el Gobierno realiza un trabajo coordinado desde SENDA con el Ministerio de Educación, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Justicia, para disminuir la demanda de drogas y alcohol y rehabilitar e integrar socialmente a quienes lo necesiten, por lo que hay que seguir trabajando para fortalecer y seguir instaurando en conjunto políticas permanentes y eficaces desde el Estado.

Cobertura regional

En Atacama 132 establecimientos educacionales se beneficiarán con la oferta programática  de SENDA, desde la educación parvularia hasta 4° medio, con textos acorde a cada nivel, capacitación a las comunidades educativas y asesoría a los profesores y equipos técnicos.

El ciclo inicia con el programa “Descubriendo el gran tesoro”, para preescolares; luego se continúa con “Aprendemos a crecer”, de primero a sexto básico y culminan con “La decisión es nuestra” desde séptimo a cuarto medio.

El año pasado 63 mil 717 estudiantes adquirieron herramientas preventivas en la región, comparado  al 2016 que se registró un total de 61 mil 663 alumnos.

A través de los equipos “Senda Previene, que funcionan a nivel local gracias a un convenio con los municipios y en directa relación con la comunidad, se realizan acciones preventivas focalizadas en los distintos barrios y comunas y también con los establecimientos educacionales, de tal manera que trabajan de manera focalizada con 23 establecimientos, en base a prioridades comunales,  generando un plan de intervención a dos años, con el objetivo que el recinto educacional desarrolle una cultura preventiva e incorpore herramientas para abordar temas vinculados a la prevención.

Por el momento, sólo Alto del Carmen no cuenta con una oficina local de “Senda Previene”, sin embargo los establecimientos educacionales de la comuna si trabajan con los programas de prevención escolar. En el resto del territorio, son ocho comunas las que cuentan con este dispositivo de trabajo local y más acotado a la realidad comunal, el que se logra gracias a un convenio de colaboración con el municipio.

Actuar a tiempo

En un trabajo más focalizado aún, se encuentra el programa "Actuar a tiempo" que interviene 11 establecimientos de la región, en los que a través de una dupla de profesionales  se trabaja en dos maneras.

Primero se encuentra "Prevención selectiva", que aborda a un grupo de estudiantes priorizados junto al establecimiento, trabajando en atención a los factores de riesgo  que lo hacen más vulnerables ante una situación de consumo de sustancias.

Por otra parte, se trabaja bajo la modalidad de "Prevención indicada" que está dirigida a un alumno específico, en el cual es necesario un trabajo individual por su vulnerabilidad ante el consumo de drogas.

Dentro de los establecimientos que fueron intervenidos en 2017 en Copiapó, se encuentra el Liceo José Antonio Carvajal, Liceo Tecnológico, Liceo Técnico Profesional Héroes de Atacama, Liceo el Palomar, Escuela Industrial Salesiana Cristo Redentor e Instituto Comercial; en Vallenar se trabaja con el Liceo Pedro Troncoso Machuca, Liceo José Santos Ossa y Liceo Politécnico; en Huasco el Liceo Japón y finalmente en Caldera el Liceo Manuel Blanco Encalada.

Prevenir es tarea de todos

La representante de SENDA en la Región, informó que actualmente la cobertura de los programas alcanza un 79%, estando presentes en 132 de los 167 establecimientos educacionales, siendo uno de los logros a nivel regional el convenio de colaboración técnica con el municipio de Huasco, para la implementación del programa “Actuar a Tiempo” con financiamiento total del municipio.

“Nada nos gustaría más que el consumo de drogas y alcohol no existiera entre los niños, niñas y jóvenes, pero existe y es una realidad que debemos enfrentar con un relato creíble, con un diálogo directo y respetuoso, como método que nos permita contar con la confianza de los estudiantes, para que en conjunto enfrentemos éste desafío de país”, aseguró Palma.

Para la autoridad regional el consumo de drogas es un problema social que afecta la vida de las personas, en donde el apoyo de la comunidad, de los padres, las madres, los apoderados y la comunidad escolar, es clave para asumir la responsabilidad y para involucrarnos y para avanzar en su solución.

“No hay política pública más eficiente para disminuir el consumo, que la prevención temprana. Por eso la importancia de contar con el apoyo de los establecimientos educacionales que hoy instalan estos programas preventivos que nos permite adelantarnos y así proteger la salud y seguridad de los niños, niñas y jóvenes.



0 comentarios:

Publicar un comentario