6 feb. 2017

Aguas Chañar invertirá $2.300 millones en reparaciones preventivas, modernización y ampliación de Plantas de Tratamiento en Copiapó y Vallenar

Lunes 06 de Febrero de 2017.- Aguas Chañar trabaja en proyectos sanitarios que benefician el funcionamiento de las plantas de tratamiento de aguas servidas (PTAS) en las comunas de Vallenar y Copiapó, con tecnología basada en clarificadores que captan aguas contaminadas, procesando y generando aguas limpias aptas para el uso agrícola. Las bacterias removidas por el tratamiento se recirculan al sistema, logrando una mayor eficiencia en la remoción de materia orgánica.

Concretamente en Vallenar el cambio será significativo, puesto que el proyecto estudia la instalación de modernos reactores, puesto que en vez de usar aireadores mecánicos tendrá sopladores con difusión por burbuja, esto con una inversión superior a los $800 millones.

La nueva tecnología mezcla los microorganismos con materia orgánica del agua residual, de tal forma que ésta sirve de sustrato alimenticio. Dicha composición o agitación se efectúa por medios mecánicos superficiales, los cuales proporcionan una doble funcionalidad: producir mezcla completa y agregar oxígeno al medio para que el proceso de descomposición se desarrolle de forma más 
eficiente. 

Un aspecto importante del proceso de tratamiento de aguas residuales mediante lodos activados es el uso flóculos biológicos (grumos de materia orgánica formado por agregación de sólidos en suspensión), compuestos de bacterias heterotróficas que son el elemento principal para la purificación.

Pedro Moukarzel, Subgerente de Procesos de Aguas Chañar, se refiere a este proyecto que ya fue adjudicado, argumentando que “se modificará  el tratamiento de aguas servidas (residuales) en Vallenar, pasando de utilizar el sistema de lagunas aireadas al de lodos activados. La instalación de estos nuevos clarificadores permitirá recuperar o reutilizar parte de los microorganismos que degradan materia orgánica en procesos preliminares, logrando una mejor eficiencia y garantía en un proceso que cumple con la normativa vigente y es amigable con el medio ambiente”.  

En Copiapó, ya se está trabajando y las obras seguirán hasta el 2018, esto con el fin de ampliar la PTAS de la capital regional para dar mayor eficacia en el tratamiento de aguas residuales y tener mayor capacidad para el aumento de la población a futuro. Estos trabajos contemplan una inversión que supera los $1.500 millones, manteniendo su tecnología de lodos activados, y permitiendo asegurar operatividad hasta el 2030. 

Asimismo, la empresa sanitaria está por inaugurar el Emisario de Chañaral, instalación que significó más de $1.750 millones entre remodelación  e infraestructura de la planta. El recinto consta de un conducto que bombea el agua residual, retirando sólidos mayores en un pre tratamiento para conducirlas mediante un emisario submarino a 1.600 metros desde la costa al mar. 
Medioambiente

La empresa sanitaria invirtió $105 millones en la infraestructura de las canchas de lodo en Copiapó y Vallenar, proyecto que está terminado y nace principalmente para dar cumplimiento al DS Nº 4 “Reglamento para el manejo de lodos generados en plantas de tratamiento de aguas servidas” y además cumplir con el compromiso adquirido en las resoluciones de calificación ambiental.

El objetivo de este proyecto es impermeabilizar la zona donde se dispone el lodo generado del proceso de tratamiento de aguas servidas, de esta manera se asegura el manejo de los lodos, ya que se impide el escape o migración de líquidos, lateral y de fondo, asimismo garantiza que no existan riesgos para la salud y medio ambiente, por cualquier infiltración que pueda existir.



0 comentarios:

Publicar un comentario