18 jun. 2018

Menor atendido con patología poco común conocerá su hogar por primera vez

Lunes 18 de Junio de 2018.- Desde su nacimiento ha estado hospitalizado. A sus cortos tres años y medio el pequeño Tomy, como cariñosamente el dicen en el Servicio de Pediatría del Hospital Regional de Copiapó, recibió su alta y por primera vez en su vida irá a su casa donde vivirá con sus padres y su hermano gemelo.

El nacimiento de los gemelos de la pareja formada por Ingrid Olivares y Tomás Fuentes fue anhelado, no obstante sabían que uno de ellos venía con problemas en su salud, diagnosticándole intestino ultra corto, patología que según le explicaron la presenta uno de cada mil nacidos.

Desde su nacimiento Tomy ha pasado sus cortos años de vida de hospital en hospital, para los aluviones del año 2015, fue uno de los bebés que se trasladaron de urgencia a Santiago. Durante su estadía en la capital se le realizaron intervenciones quirúrgicas, y tal como comentan los padres, pese a los pronósticos salió adelante.

Gracias al programa Hospital Amigo,  el acompañamiento en el Hospital Regional por parte de sus padres, fue constante, incluso se permitió que su hermano gemelo pudiera pasar momentos con él. 
Hoy el pequeño Tomy sabe que se va de alta, está feliz y ansioso mientras que los funcionarios del Servicio de Pediatría del principal recinto asistencial de Atacama se despiden de este niño que ganó sus corazones.

Para Tomás Fuentes, el Padre de Tomy el poder llevar a su hijo a casa y que compartan en familia y con su hermano gemelo es algo impagable “Estamos felices luego de tres años y medio esperando llevarnos al Tomy, para nosotros como familia es algo fantástico”. 

“Esta sería la primera vez que mi hijo va a conocer su hogar, compartir con su hermano, su familia. También sería la primera vez que se trabaja con alimentación parenteral. Estamos cien por ciento agradecida del equipo médico del Hospital Regional de Copiapó”, expresa emocionada su madre Ingrid Olivares.

Tomy se va de alta, pero  con constante seguimiento médico. Ingresará al programa de Hospitalización Domiciliaria, siendo este el primer caso de un paciente pediátrico que entra a esta práctica con su tipo de patología. 

La Médico Pediatra del Hospital Regional, Dra. Yohanna Rincón Ordoñez, comenta “esta es la primera vez del hospital que tenemos hospitalización domiciliaria en pacientes pediatría con nutrición parenteral crónica. Es importante para la zona norte y más para el Hospital de Copiapó, saber que podemos manejar  este tipo de pacientes y que podemos darle una mejor calidad de vida en su casa”.

La habitación de Tomy en su hogar ya está adecuada con el equipamiento para continuar con la alimentación parenteral crónica. Desde el Hospital Regional, no solo lo irán a examinar constantemente, sino también se harán cargo de los medicamentos y la alimentación, siendo esta última de un alto costo y que será financiado por el propio recinto asistencial, por lo que la familia está también agradecida.

La alimentación parenteral crónica se utiliza con indicaciones precisas, en el caso de Tomy con su intestino ultracorto, no absorbe ni se puede nutrir, por lo que se aporta al niño una alimentación adecuada por medio de un catéter venoso central. 



0 comentarios:

Publicar un comentario