27 jul. 2017

ECONSSA recibe cinco ofertas para construir desalinizadora en Atacama

Jueves 27 de Julio de 2017.- De los nueve consorcios precalificados para participar en el proceso de licitación para la construcción de una planta desalinizadora de agua de mar para el consumo de agua potable en la región de Atacama que será financiada por el Gobierno; cinco presentaron esta mañana sus ofertas técnicas y económicas, cuyos resultados serán publicados a principios de septiembre.

Los consorcios que llegaron con sus ofertas hasta las oficinas de la Empresa Concesionaria de Servicios Sanitarios fueron Acciona Agua - Acciona Construcción Chile,  Aqualia – Besalco - FCC Construcción, INIMA - CVV Copiapó, Técnicas Reunidas – Initec  y  Sadyt – Sacyr – Valoriza Agua. 

La Intendenta de Atacama, Alexandra Núñez, sostuvo que “el proceso que hoy estamos viviendo en torno a la construcción de la planta desalinizadora es una muestra más que este Gobierno cumple sus compromisos. En noviembre de 2015 nuestra Presidenta, Michelle Bachelet, anunció el financiamiento de la planta para Atacama, hemos avanzado en las etapas previas como los estudios preliminares, el estudio de Impacto Ambiental y el estudio de localización del proyecto, estos últimos financiados íntegramente por el Gobierno Regional. A partir de esta fecha, estamos en conocimiento de las 5 ofertas económicas que se han recepcionado, las que serán custodiadas por un notario hasta que se hayan revisado ofertas técnicas y tecnológicas. Sólo aquellas ofertas que aprueben evaluación técnica, serán abiertas para seguir proceso de adjudicación”.

La planta desalinizadora es uno de los proyectos estratégicos más importantes financiados por el Gobierno en Atacama, ya que la región presenta un problema de escasez hídrica complejo. “Entre todos y todas estamos avanzando en esta materia, y debemos considerar que nuestro Gobierno ha realizado un gran esfuerzo para financiar esta obra y evitar así que el costo de su construcción se traspase a los clientes. La planta desalinizadora busca asegurar el abastecimiento de agua potable para la población y también para nuestras actividades productivas, particularmente la pequeña minería y la agricultura”, aseveró la Intendenta.

Tras la recepción de las ofertas, el gerente general de Econssa, Patricio Herrera, manifestó “hemos destacado la relevancia y urgencia de este proyecto desde que iniciamos el proceso de licitación. No solo se trata de la mayor inversión que se realizará en la Región de Atacama en el corto y mediano plazo, con todos los beneficios que esto implica para el dinamismo de la economía local; sino más importante aún es que estamos frente a una iniciativa que va a garantizar el suministro de agua potable en una zona que ya no cuenta con acuíferos naturales para el autoabastecimiento de este recurso”. El ejecutivo agregó que el consorcio que se adjudique el contrato tendrá un plazo de 27 meses para materializar el proyecto, 24 de los cuales serán para la construcción, “lo que implica que la planta debiera estar operando, a más tardar, a principios del año 2020”.

Para garantizar la óptima puesta en marcha de la planta, la estatal Econssa definió en las bases de licitación que una vez terminadas las obras y con la desalinizadora puesta en ejecución, la empresa a cargo de la construcción del proyecto también deberá asumir la operación por un periodo de dos años. “El contrato busca transparentar la responsabilidad total de quien diseña y construye y la mejor forma de hacerlo es entregándoles la operación de la planta al constructor, por un periodo que nos garantice su buen funcionamiento en el largo plazo”, concluyó Herrera,

Hasta ahora, el proceso se ha realizado en los tiempos previstos y ajustado al calendario definido por la empresa mandante. 



0 comentarios:

Publicar un comentario