8 jul. 2020

Municipio de Copiapó realiza plan de fomento del empleo para enfrentar crisis social por la pandemia

Miércoles 08 de Julio de 2020.- El Coronavirus COVID-19 en los últimos cinco meses no solamente ha dejado a más de mil contagiados en la región de Atacama, lamentables pérdidas de vidas y cambios radicales en las interacciones de las personas en su diario vivir. La pandemia ha producido un importante daño en la economía nacional, regional y en Copiapó, por lo que el municipio de la capital regional desarrolla un importante plan de fomento del empleo para enfrentar la crisis social de los próximos meses.

El alcalde de Copiapó, Marcos López, analizó qué “debemos prepararnos para el peor escenario posible y hay que buscar un plan para resolver las consecuencias que ello tiene. Después de la pandemia va venir un problema de necesidad de apoyo social muy contundente”.

El edil puntualizó que líneas de acción del municipio pasan por entregar la mayor cantidad de alimentos que sea posible y generar o intermediar en trabajos para la mano de obra local. Según el informe marzo-mayo del Instituto Nacional de Estadística (INE), la región de Atacama presenta un 11% de desocupados que representa un 2,4% más que el trimestre móvil anterior.

El escenario nacional tampoco es alentador. La economía chilena anotó un histórico desplome con un Imacec de mayo de -15.3%. La actividad no minera fue la que mayor impacto tuvo con un decrecimiento 17% siendo los más impactados los servicios y el comercio.

Empleo

La Municipalidad de Copiapó a través de la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (Omil) ha intensificados su trabajo ante el aumento de la demanda de personas buscando trabajo. Entre enero y junio más de 600 personas han sido atendidas de las cuales el 81,5% fueron hombres y el 18,5% fueron mujeres. El rango etario con mayor demanda fue el grupo entre 40 y 49 años con u 51% de las consultas.

En cuanto a la intermediación laboral, la Omil ha publicado un total de 420 ofertas laboral con un promedio de 4 puestos por oferta que significa una bolsa laboral con más de 1.600 puestos. Para esto se hizo contacto con 360 empresas de distintos rubros.

Por el contexto sanitario el municipio implementó un sistema de contacto a través de correo electrónico para que la gente evitara llegar hasta sus dependencias. De marzo a la fecha 282 personas han enviado sus antecedentes por esta vía.

Los rubros que más demanda de empleo son: comercio, retail, obras civiles, guardias de seguridad, operarios de maquinaria pesada y agricultura. Considerando el aumento de la demanda laboral la OMIL complementará la ayuda social con apoyo para los emprendedores con entrega de información y asesoría para la generación de ingresos.

El alcalde López enfatizó que “estamos gestionando empleos de todo tipo como son profesionales, técnicos, jornaleros, guardias y una serie de otras especialidades a través de un nexo con las empresas para fortalecer y potenciar la generación de nuevos empleos para la gente”.



0 Comments:

Publicar un comentario