23 nov. 2019

Crisis en Chile | Actuar de manifestantes en Avda. Ramón Freire afectó a unas diez empresas por destrozos y saqueos en Copiapó

Sábado 23 de Noviembre de 2019.- Al menos unos siete agentes autorizados automotrices, además de una distribuidora de productos químicos agrícolas y otras oficinas, fueron violentamente atacados la noche de este jueves por un grupo de individuos que, armados con piedras y demás objetos contundentes, irrumpieron en los locales para sacar mobiliario y causar destrozos.

La manifestación que inició en la avenida Copayapu, específicamente en la salida norte de Copiapó, tuvo su punto neurálgico de vandalismo a eso de las 8:00 de la noche, según captaron las cámaras de seguridad de los establecimientos que tuvieron daños. Unos 40 individuos, aproximadamente, fueron suficientes para acabar con infraestructuras, quemar dos vehículos, robar computadores y generar pérdidas millonarias.

La distribuidora de productos químicos e insumos para la agricultura Copeval, fue la que más sufrió, según se apreció en una breve comparación con las otras empresas. Ahí, unos 30 hombres entraron tras derribar los portones y, además de cargar con los escritorios y las sillas, se llevaron las cámaras de seguridad con su respectiva central de monitoreo, neumáticos y otros objetos de valor.

Pero lo más significativo de este asalto, fue el robo de dos vehículos; uno de ellos un camión Ford Cargo de 10 toneladas y la otra, una camioneta Mahindra de mil kilos. Ambos automóviles fueron conducidos desde el estacionamiento hasta la avenida Copayapu, donde los incendiaron después se romperlos y saltar sobre ellos para grabarse con sus teléfonos celulares.

Royel Lozano, jefe de administración de la empresa, informó que además registraron todos los recovecos de la compañía, igual que lo hicieron en Salinas y Fabres, donde además de causas daños a su infraestructura, sacaron equipamiento, desmantelaron tres de las seis oficinas de atención, se llevaron los computadores y apedrearon a dos vehículos. Eso fue como a las 8:00 de la noche.
Al menos seis de las automotoras Callegari que están ubicadas en la avenida Ramón Freire quedaron devastadas; a la que está más cerca de la avenida Centenario le rompieron todos los vidrios y, aunque sus encargados no quisieron ofrecer detalles, se podía evidenciar el significativo daño a la infraestructura.


En la automotora Depetris, ubicada frente a la Estación de Servicio Petrobras, también se metieron; ahí fueron unos tres hombres los que sacaron los computadores, los parlantes de música y algunas sillas, ya que el resto se mantuvo afuera. En dicho concesionario también lanzaron piedras contra los vehículos, causando abolladuras a dos de ellos, de acuerdo con lo que explicó Ximena Nicolás, jefa de ventas.

La mayoría de los agraviado sostiene que, si bien los Carabineros llegaron a los sitios de disturbios, lo hicieron después que ya habían ocurrido los desmanes; de hecho, en el caso de Depetris, ni siquiera tomaron entrevista al propietario.

Una comisión de la Policía de Investigaciones (PDI) inició las pesquisas la mañana de este viernes para determinar las responsabilidades individuales de quienes causaron destrozos, ingresaron a los establecimientos y robaron los vehículos.

Los actos vandálicos que se han registrado en la ciudad durante los últimos meses son considerados por las autoridades como hechos aislados provocados por grupos delincuenciales organizados que se aprovechan del contexto de las manifestaciones sociales para causar desmanes.

Fuente : Diario Chañarcillo



0 Comments:

Publicar un comentario