30 mar. 2019

COMENTARIO EN RCI : "31 de Marzo de 2019, 20 años sin Radio Minería y sigues doliéndole a Chile" (por Aldo Ortiz Pardo)

Domingo 31 de Marzo de 2019.- Más allá de ser un compendio historicista, que muchos han hecho en diarios, revistas, páginas web, redes sociales, videos y hasta medios online que intentan levantar “homenajes”, lo de nosotros es sólo rescatar una sensación de vacío radial en el que Chile ha caído desde esa fatídica noche del 31 de Marzo de 1999, donde tras una crisis económica gatillada por un pésimo manejo de los recursos, sumado a la desmedida ambición financiera de los ejecutivos de la época, el país vio perderse para siempre gran parte del patrimonio, reserva moral y orgullo del país, como lo era Radio Minería.

La caída de Radio Minería no fue sin duda sólo esa horrible noche, donde quien escribe, escuchaba, con un nudo en la garganta, la última transmisión vía satélite que hacía la señal de 1250 kHz en La Serena, la cual era la famosa filial del CA-125, y que ya, hacía meses atrás, había finiquitado a todo su personal, para sólo quedarse con la transmisión que hacía Santiago para todo el territorio nacional. Donde todas sus voces, desde el mítico Rodolfo Herrera y sus locuciones impresionantes y que hasta el día de hoy tiene muchos imitadores sobre todo en el norte de Chile; hasta el señor DON Julio Martinez, quien desde su programa “Deporte Total” se despedía como sólo lo saben hacer los grandes. Con una dignidad abismal, sin llantos, como todo un señor. Con la misma emoción contenida que don Hernaní Banda, baluarte del periodismo radial chileno, el periodismo de verdad, quien tuvo que despedirse de todo el país con esa frase tan grandiosa como terrible, ese “hasta siempre Minería. Adiós Minería”, que suena hasta hoy en los oídos de todos los chilenos… 

Radio Minería, dueles en ese entonces y dueles ahora a Chile. Podrán decirme los de siempre, que hoy son tiempos modernos, donde la tecnología se impuso a la nostalgia, o que los errores se pagan caro. De cualquier manera, los de siempre tendrán la razón. Yo sólo me quedo con mi recuerdo, y el cariño de las emisiones de una de las radios más importantes, serias y prestigiosas de Chile. Los tiempos modernos y de la alta tecnología, han hecho cambiar a la radiotelefonía nacional, y han cambiado los paradigmas, donde el long play dio paso al cassette, y del cassette pasábamos al soporte óptico (el CD) y de allí al actual soporte digital. Las radios vía satélite y las radios por internet también son parte de la transformación y del cambio de paradigma, donde  la vieja guardia debió adaptarse a los tiempos. 

“Los errores se pagan caro”, viejo aforismo que con la debacle de Radio Minería, se hizo más presente que nunca. Donde la opinión de los que saben, como los viejos hombres de radio, cuales sagaces marineros sabían donde eran los derroteros del océano, eran soslayadas por noveles y neófitos ejecutivos que mucho sabían de números y negocios, pero que finalmente nada sabían de cómo era el palpitar y el vivir de una estación de radio. Una de las más grandes y prestigiosas de Chile, siendo este accionar socarrón y poco solidario, además de poco conocedor, el causante de la muerte de la Radio Minería.

Con la caída de Minería, una parte de nosotros también ha caído. La locución, la compañía, la noticia eficaz, cálida, amena y veraz, ha dado paso al garabato,  la chacota, la obscenidad y el juicio valórico imperante hoy en día. La radio era un instrumento de conocimientos y hoy solamente es un instrumento inspirado en volúmenes de sintonía inorgánica que busca en “chacoteros sentimentales” una razón de existir, tan inválida como poco inteligente. En estos tiempos en donde la magia y el enamoramiento que producían  las voces bien habladas y bien pronunciadas dieron paso a las ultratecnologizadas y decepcionantes “radios que se ven”, es menester detenernos un momento y reflexionar acerca del Chile que buscó construir Radio Minería, la “radio de la mayoría”, y que hoy NADIE puede adjudicarse ese título. Primero, por el exceso de ofertas redundantes en el espectro radial, y segundo, porque la misma segmentación ha hecho de la búsqueda de publicidades para sobrevivir un negocio para algunos que destruye la creatividad en la radio. Y esa fue la causante de la muerte de Radio Minería.

A 20 años de su salida del aire, aún le dueles a Chile. 

Escrito por : Aldo Ortiz Pardo. Comunicador Social y Fundador de RCI Medios.



0 comentarios:

Publicar un comentario