15 feb. 2019

Fiscalizan vehículos que transitan por las playas del Área Marina Protegida Isla Grande de Atacama

Viernes 15 de Febrero de 2019.- Personal de la Capitanía del Puerto de Caldera cursó infracciones a los automovilistas que se desplazaban o estaban estacionados en el borde costero del Área Marina Protegida Isla Grande de Atacama, además de fiscalizar a los campistas que acampaban sin autorización. 

En esta actividad de inspección, personal de la Armada de Chile procedió a fiscalizar a todos aquellos vehículos que estaban  estacionados y transitaban por las playas de dicha área, cursándose infracciones a la mayoría de los conductores, quienes quedaron citados al Juzgado de Policía Local de Caldera. En cuanto a las personas que estaban acampando sin autorización, quedaron citadas a la Capitanía de Puerto de Caldera. 

Cabe recordar que, para todo vehículo que ingrese y/o transite por la costa del litoral de la República, sus playas, terreno de playa, río y lagos, se aplicará una multa que va de 1 a 5 UTM ($225 mil). En el caso de ser sorprendido botando basura, o desechos de cualquier índole en terreno de playas, ribera de río o lago, parques nacionales, reservas nacionales, monumentos naturales u otras áreas de conservación, la multa va de 1 y 4 UTM ($48 mil y $193 mil). Estas sanciones buscan proteger el medio ambiente.

En la ocasión, profesionales de la Seremi del Medio Ambiente de Atacama aprovecharon la oportunidad para realizar un operativo de limpieza en las playas, quienes fueron acompañados por turistas y veraneantes que se encontraban en la playa de Bahía Cisne y Las Salinas, de donde recogieron papeles, cartones, botellas plásticas, latas y vidrio.

Por su parte, el Seremi de Medio Ambiente, Guillermo Ready manifestó que “el Área Protegida Isla Grande de Atacama posee grandes atributos que justifican su protección, entre las que destacan, especies de flora y fauna nativa y endémica;  gran riqueza geológica y paisajística, humedales, islas, el cerro El Morro, quebradas y extensas playas de arena y rocosas. Además, alberga yacimientos de fósiles y restos arqueológicos que nos entregan información del pasado en esta zona y de la Región de Atacama”. 

Agregó que “por eso, se hace necesario que las personas que concurran a disfrutar de estas playas no arrojen escombros, cachureos y otras basuras no tradicionales, ya que tales conductas representan un grave riesgo para la salud de las personas, constituyendo focos de insalubridad y de contaminación ambiental para esa área marina protegida de tanto valor arqueológico y patrimonial”. 

Cabe destacar que la época estival es temporada de anidación de aves, siendo claves para el bienestar humano la conservación de estos espacios de biodiversidad.



0 comentarios:

Publicar un comentario