20 feb. 2019

Estudiantes de Vallenar trabajan prototipo de maceta autónoma para personas con discapacidad visual y auditiva

Miércoles 20 de Febrero de 2019.- Valentina Salinas y Sebastián Guzmán, alumnos de octavo básico del Liceo Santa Marta de Vallenar, se encuentran desarrollando el prototipo de “Se Life”, una maceta con riego autónomo que incorporará sonidos e imágenes enfocado en personas con discapacidad visual y/o auditiva o con depresión. Mediante el programa Móvil Maker, impulsado por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, a través de sus áreas estratégicas Cowork Atacama y Chrysalis Incubadora de Negocios y financiado por los Fondos de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Atacama.

Sebastián Guzmán, uno de los creadores de Se Life, respecto al proyecto comentó que “será una maceta inteligente, a la que queremos implementar un sistema de auto riego, sonido e imágenes para las personas que tengan alguna discapacidad que les impida tenerlas o que no tengan tiempo, no estén cerca o no sepan cuidar una planta, les entregamos nuestro método Se life”.

“Va a ser un macetero inteligente e interactivo que, además, va a ayudar a personas con discapacidad visual o auditiva, porque a veces eso también dificulta su cuidado, además descubrimos que las plantas ayudan a las personas con depresión, por ejemplo, hay una terapia en que ponen a las personas al cuidado de una planta en el que le ponen nombre y basándonos en eso, creemos que nuestro proyecto también tendrá un valor sentimental”, argumentó Valentina Salinas.

Se life, es uno de los nueve proyectos que forma parte de un proceso de aceleración del programa Móvil Maker, que se desarrolla actualmente en el laboratorio de prototipado de Cowork Atacama, liderado profesionales de Chrysalis Incubadora de Negocios y de Cowork Atacama de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, sede Atacama.

Respecto al valor que le otorgan al trabajo desarrollado con su proyecto, Valentina evidenció que para ella es “un honor participar en el programa Móvil Maker, porque las veces que habíamos participado en quinto y sexto básico en otros concursos nunca ganábamos, y ahora es un honor poder seguir haciendo avanzar nuestro proyecto, que queremos que funcione para poder comercializarlo. Y lo que más valoro del Móvil Maker es haber aprendido a trabajar en equipo, porque antes todos queríamos hacer las cosas y nos peleábamos por eso, ahora sabemos dividirnos mejor las tareas”.

Mismo sentimiento compartió Sebastián Guzmán, quien argumentó que “me gusta venir al Cowork Atacama, acá he aprendido a trabajar en equipo, sinceramente en el colegio no soy mucho de formar equipos, prefiero hacer las cosas solo, pero acá he aprendido sobre eso y he conocido gente de otros colegios”.

En esta etapa, el programa Móvil Maker ha desarrollado talleres enfocados en los jóvenes estudiantes de los nueve proyectos de toda la región, tales como: plan de trabajo y modelo de negocios, prototipado temprano, diseño e impresión 3D y programación en Arduino, tras los cuales se espera obtener un prototipo de los proyectos, los que serán exhibidos en una “Feria Maker” a comienzos del año escolar.



0 comentarios:

Publicar un comentario