12 ene. 2019

COMENTARIO EN RCI : "Un réquiem por Venezuela" (por Aldo Ortiz Pardo)

Sábado 12 de Enero de 2019.- A veces cuesta comenzar por la parte más obvia de un relato, como lo es por el principio. Cuesta, porque quisiera uno con toda la fuerza de mi mente y mi corazón, que esta historia tuviera un final, y que el país que otrora fuera el más próspero de Sudamérica, dejara de desangrarse con la que es, hoy por hoy, la dictadura más sanguinaria del último siglo.

Venezuela es hoy, un charco de sangre, un nido de silencio y el reguero del hambre, donde nadie con todo su omnímodo poder, como lo es el caso de Estados Unidos, ha podido detener esta verdadera catástrofe provocada por la sed de poder y de venganza del dictador Nicolás Maduro.

Hace algunos días, el Gobierno de nuestro país, representado por el Presidente Sebastián Piñera, emitió lo que todos los chilenos necesitábamos leer y oir : la condena de la Nación Chilena a la putrefacta visión socialista-comunista de cómo administrar un país. Maduro no tan sólo ha destruído las bases de la institucionalidad con su discurso "contra todo y contra todos", sino que también liquidó la economía local, privó de alimentos y medicinas a su propia gente, y las libertades que no fueron acalladas mediante la prisión política, han sido acalladas mediante los disparos de la Guardia Nacional... Bolivariana ???.

Estoy seguro que el gran Simón Bolívar está revolcándose en su tumba al ver cómo estos gobernantes de cartón, pérfidos dictadorzuelos al servicio del castro-narco-comunismo de La Habana, matan y aniquilan a su propia gente en nombre "del pueblo venezolano". Bolívar y su mensaje de libertad y amistad entre naciones, es totalmente OPUESTO a la dictadura chavista-madurista que hoy tiene al borde de la muerte a la nación venezolana.

Siento lástima por los venezolanos inmigrantes, quienes fueron atacados por el comunista "proletario" y lacayo de La Habana, Eduardo Artés, cuando él con sus "cordones políticos" fue a manifestarse a la Embajada de Venezuela, apoyando al sanguinario Maduro, mientras venezolanos exiliados daban gracias a Chile por estar aquí y poder escapar del hambre.

Aquellos que usan a los inmigrantes para sus oscuros fines políticos, ahora los desprecian porque están contra el dictador y contra el hambre. Gesto típico de quienes dicen amar la libertad y la democracia, pero no trepidan en destruirla, cuando se trata de cuidar sus propios intereses.

Hago un réquiem por Venezuela. Por aquél país creado por el hombre y destruído por el hombre. Por aquella gente valiente que ha dado su vida, no por una democracia, sino por algo más importante. Su libertad. Espero algún día que termine el calvario de Venezuela y podamos decir una vez más, que desde Chile, admiramos su economía y prosperidad.

Seré calificado de "golpista" y "espía estadounidense" por este artículo ???

Escrito por : Aldo Ortiz Pardo. Comunicador Social y Fundador de RCI Radio Chile.



0 comentarios:

Publicar un comentario