21 ago. 2018

Startups patrocinadas por Chrysalis se adjudican por primera vez en la región un fondo SSAF-I

Martes 21 de Agosto de 2018.- “Hormoner Raquis de Uva” y “Kotaro” de S Wave Ingeniería, fueron las dos primeras Startups de la Región de Atacama en adjudicarse el Subsidio Semilla de Asignación Flexible de Innovación (SSAF-I), a través de la convocatoria realizada por Chrysalis Incubadora de Negocios de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y financiada por Corfo.

Este fondo, permite cofinanciar iniciativas que busquen llevar al mercado negocios innovadores, dinámicos, que buscan crecer al doble de su tamaño, que apunten a vender más de un millón de dólares anuales al tercer año, que estén en sus etapas iniciales de desarrollo comercial y que sean promovidas por equipos emprendedores empoderados, competentes y comprometidos.

Carlos Pérez es ingeniero agrónomo y creador del proyecto “Hormoner Raquis de Uva”,  un instrumento agrícola que permite realizar una aplicación dirigida de fitoreguladores de crecimiento en forma dirigida y confinada a los racimos de uva de mesa y de esta manera aspirar a mejores calibre de fruta.

Este emprendimiento local, que tiene entre sus principales clientes a productores de uva de mesa que buscan mejorar la calidad de su producción, “permite que la fruta reciba suficiente hormona de crecimiento, sin mojar otros tejidos verdes, salvaguardando las yemas de la temporada siguiente y disminuyendo el costo de la mano de obra”, argumentó su creador.

Por otro lado, César Vitali, ingeniero eléctrico y Raúl Córdova, técnico universitario en instrumentación y automatización, crearon el proyecto Kotaro. Un dispositivo que mediante sensores y electrónica integrada permite a los usuarios contar con un sistema de alarma sísmica temprana o alertar movimientos de macizos rocosos de gran envergadura, el que tiene como potenciales clientes a edificios residenciales y corporativos, industrias y  establecimientos educacionales.

Kotaro, fue creado  “luego de la observación y análisis de datos recopilados en distintas dependencias, tanto públicas como privadas. Nos dimos cuenta que los tiempos de evacuación para un país sísmico, son muy mal administrados, debido a que dependen de decisiones humanas y de sus propias percepciones”, argumento Raúl.

Apoyo de Chrysalis Incubadora de Negocios de la PUCV

La historia de la Incubadora de Negocios Chrysalis de la PUCV junto al proyecto Kotaro, inició el año 2016, tras resultar  ganadores de la convocatoria  “SAF- Desafío Alerta Chile”. A dos años de esta experiencia, Raúl Córdova evidencia que con este proceso de Incubación que realizarán a través de este  SSAF-I, “esperamos el apoyo necesario para despegar como proyecto, tanto a nivel regional, como nacional. Y obviamente con eso, lograr la consolidación comercial de Kotaro”, expresó.

Mientras que Hormoner Raquis de Uva, comenzó como proyecto patrocinado por Chrysalis también en el año 2016 con el desarrollo de un PRAE de Corfo. Experiencia que fue descrita por Carlos Pérez como, “muy fructífera, tener el apoyo de la incubadora ha permitido tener contactos y redes que ayudan a sobrellevar las barreras naturales que hay en un proyecto de innovación”, destacando además que las expectativas que tienen para el proceso de incubación que desarrollarán a través del SSAF-I son “altas, ya que hemos visto de lo que son capaces y uno se proyecta en función de aquello”, evidenció Carlos.

Es importante mencionar estas dos Startups son las primeras en la Región de Atacama en adjudicarse una convocatoria SSAF-I financiada por Corfo y ejecutada por Chrysalis, instancia en la que se seleccionan proyectos o ideas de negocios que cuenten con alto potencial de crecimiento, con el propósito de acelerar su puesta en marcha y desarrollo, por medio de una serie servicios brindados por Chrysalis.



0 comentarios:

Publicar un comentario