6 jul. 2018

Mujeres de la comunidad emprendedora de Chrysalis y Cowork Atacama se adjudican Voucher de Innovación Mujeres 2018

Sábado 07 de Julio de 2018.- Dos empresas Pymes lideradas por mujeres de la Región de Atacama, integrantes de la comunidad del Cowork Atacama y patrocinadas por Chrysalis Incubadora de Negocios de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, fueron acreedoras del Voucher de Innovación para empresas de mujeres 2018 de Corfo.

Este fondo, busca que las empresas Pymes, lideradas por mujeres, desarrollen soluciones a desafíos que no pueden realizar por si solas, mediante la vinculación con proveedores de conocimiento como universidades, centros de investigación u otros especializados en proyectos de innovación puntuales y de complejidad inicial.

Una de ellas es Reciclatacama, dedicada al rubro del reciclaje con acento en las pilas de uso doméstico y liderada por Daniela Vegara, quien desde sus comienzos ha formado parte de importantes programas de apoyo al emprendimiento femenino, como fueron: Incuba Mujer y Wilca Tech, ambos impulsados por Chrysalis y financiados por los fondos FIC del Gobierno Regional de Atacama.

 “El Voucher es un tremendo logro para nuestra empresa porque representa una gran oportunidad de generar una alianza con una institución educativa de gran trayectoria en la región como lo es la Universidad de Atacama, que además es mi alma mater. Por lo que me siento muy orgullosa y agradecida de que hayan decidido apoyar nuestro proyecto con la experticia científica y tecnológica que necesitamos para  desarrollar la ingeniería de detalle, realizar los testeos de las pilas y así posteriormente construir la primera planta de reciclaje de pilas del norte de Chile”, argumentó Daniela. 

Isallu, liderada por Verónica Olave,  fue otra de las empresas ganadoras de este fondo de innovación, la cual se dedica a la destilación de manera artesanal de aceites esenciales de Pimienta Rosa.
Según relata Verónica, con este fondo trabajarán en los estudios, caracterización química y determinación de actividades biológicas presentes en aceite esencial, las que servirán de bases para la diversificación de sus aplicaciones y control de calidad del producto.

“Este es un paso más para seguir creciendo y potenciando nuestro emprendimiento. Esto nos ayudará a  desarrollar  soluciones innovadoras para nuestro producto mediante  la vinculación con  Cridesat  de la Universidad de Atacama”, argumentó Verónica.

Respecto al apoyo brindado por Chrysalis, Verónica evidenció que “ejecutar un proyecto no es fácil,  sobre todo cuando  no  se tiene la experiencia ni el conocimiento necesario, es por esto que  Chrysalis  ha siendo un pilar fundamental para la ejecución de nuestras idea de negocio.  

La calidad del equipo humano que conforman la Incubadora, su prestigio y compromiso ha permitido que  esta experiencia  sea realmente enriquecedora  ya que nos ha permitido avanzar paso a paso en el desarrollo del proyecto, por lo que agradecemos el respaldo de la Incubadora de Negocios Chrysalis  y  sinceramente esperamos que esta relación se mantenga”.

Del mismo modo, en el año 2017 la empresa Lobos Piedra, liderada por Sonia Lobos y también patrocinada por la Incubadora Chrysalis, fue ganadora de este fondo del Estado. Esta compañía se dedica a la elaboración de hormigón de Liparita para la construcción de viviendas y mobiliario urbano.

“Con el Voucher de innovación de Corfo, pudimos hacer pruebas a paneles de Liparita creados  para la construcción de casas. Nos faltaban pruebas de acústica, térmicas y de fuego, las que fueron desarrolladas en el  Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales (IDIEM) de la Universidad de Chile”. 

Alejandra Tapia, directora de Chrysalis y Cowork Atacama, respecto a la importancia de estas adjudicaciones comentó que “estos tres emprendimientos lideradas por Atacameñas viene a corroborar la importancia de la mujeres y su capacidad para idear negocios de alto potencial, que contribuyen a enriquecer no solo sus emprendimientos, sino que también a visibilizar un ecosistema de innovación que se sustenta en la colaboración entre universidades y servicios públicos,  al servicio de la comunidad emprendedora, con la que venimos trabajando desde hace cinco años,  y hoy estamos viendo sus frutos”. 

Es importante mencionar que, Chrysalis la Incubadora de Negocios de la PUCV con su sede en Atacama,  viene trabajado en la región desde el año 2013 en proyectos que han potenciado emprendimientos de alto impacto liderados por mujeres, al igual que el Cowork Atacama, el primer espacio de trabajo colaborativo de la región, el que reúne a emprendedoras y emprendedores de toda la Región. 



0 comentarios:

Publicar un comentario