2 mar. 2018

Autoridad Sanitaria, expectante por detección de casos con presencia de Vibrio parahaemolyticus en Atacama

Viernes 02 de Marzo de 2018.- La Autoridad Sanitaria de Atacama alertó a la red de salud regional, debido a que en lo que va del año 2018, van 4 casos de personas con cuadros diarreicos que consumieron mariscos y cuyos resultados de laboratorio informaron la presencia de la bacteria denominada Vibrio parahemolyticus. 

Los casos son aislados, es decir, no tienen relación entre ellos, y 3 de ellos fueron confirmados por el Instituto de Salud Pública. Los 4 casos corresponden a personas que consultaron en el Centro de Salud de Caldera entre el 1 de Enero de 2018 y el 23 de Febrero, todas ellas de sexo femenino y mayores de edad, que recibieron tratamiento contra la enfermedad y residen en Caldera (3) y en Copiapó. Una vez que la Seremi de Salud recibió la confirmación del último de éstos casos por parte del ISP, se instruyó mejorar la pesquisa e identificación de otros casos en toda la región para evitar la ocurrencia de brotes mayores.

El Vibrio parahemolyticus, es una bacteria que se encuentra en el agua de mar y que desde el año 1998 ocasiona la presentación de casos y brotes a nivel nacional durante el periodo de primavera y verano, por el consumo de pescados y mariscos crudos o mal cocidos. Por esta razón, la Autoridad Sanitaria en su rol de proteger la salud de la población, ejecuta acciones de promoción con campañas de consumo seguro de alimentos, fiscalización de condiciones sanitarias a locales de expendio y elaboración de alimentos y monitoreo ambiental con muestras de moluscos bivalvos para pesquisa de Vibrio parahaemolyticus, acciones que se intensifican durante la temporada estival.

La enfermedad produce un cuadro intestinal (enteritis) caracterizado por diarrea acuosa y cólico (dolor) abdominal, que puede acompañarse de náuseas, vómitos, fiebre y cefalea, que generalmente dura alrededor de 3 días. Los síntomas suelen presentarse después de 12 a 24 horas de consumir alimentos contaminados con la bacteria. La muerte por esta causa es muy rara y la medida principal es la hidratación para reponer los fluidos perdidos por la diarrea.

La enfermedad se produce tras la ingestión de mariscos crudos o mal cocidos, especialmente bivalvos (ostras y almejas principalmente) y también se puede transmitir por contaminación cruzada con otros alimentos debido a la manipulación incorrecta de mariscos crudos.  La congelación inapropiada de productos del mar contaminados favorece su proliferación y la posibilidad de infectar. La enfermedad no se transmite de persona a persona.



0 comentarios:

Publicar un comentario