9 feb. 2018

Realizan vigilancia de enfermedades en rodeos

Viernes 09 de Febrero de 2018.- La Unidad de Protección Pecuaria del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) ha mantenido una activa labor en materia de sanidad animal en lo que va del año en la región, llegando hasta puntos de riesgo como son rodeos tradicionales y de burros, atendiendo además diversas denuncias, ello con el objetivo de detectar tempranamente enfermedades endémicas y exóticas. 

En este sentido, en el mes de enero se desarrolló el rodeo de Buena Esperanza en Vallenar, actividad en la que el equipo pecuario de la provincia, encabezado por el médico veterinario Viktor Carrasco, entregó una serie de recomendaciones relativas al brote de influenza equina actualmente presente en el país. Así mismo, se fiscalizó el uso del Dispositivo de Identificación Individual Oficial (DIIO) en bovinos, encontrándose incumplimientos. 

“En esta actividad, organizada por el Club de Huasos de Alto del Carmen, nos enfocamos básicamente a entregar información sobre el brote de influenza equina, las características de la enfermedad y recomendaciones para no contagiarse, como por ejemplo evitar el uso de bebederos comunes y la importancia de mantener vacunados a los caballos”, sostuvo Carrasco. Agregó que el no uso de aretes DIIO especialmente en animales de riesgo (vaquillas) aumenta la posibilidad de diseminación de enfermedades como brucelosis bovina, de la cual somos provisoriamente libres en la región y en el norte del país. 

Por otra parte, en el mismo mes el SAG llegó hasta el rodeo de burros de Labrar en la comuna de Freirina, siguiendo con el programa de muestreos de arteritis viral equina, mal que afecta a parte de la población de asnos asilvestrados de la provincia, y por la cual existe vigente una resolución que prohíbe la salida desde la zona de machos enteros vivos, entre otras obligaciones. 

Al respecto, Carrasco explicó que este año el objetivo es llegar a la totalidad de rodeos de este tipo que se realicen en la provincia, sean de menor o mayor tamaño, manteniendo una vigilancia activa de la población de adultos y crías. Este control que se realiza desde 2014 ante la aparición del virus, que hasta el momento se presenta como una enfermedad asintomática. 

En ambos rodeos se fiscalizó además el uso del Formulario de Movimiento Animal, documento oficial que debe acompañar el traslado de animales identificados, de manera de prevenir el abigeato. Inspectores explicaron a los asistentes la forma correcta de completar el formulario y el uso de sus originales, copias y colilla.

Cabe destacar, que en materia de denuncias atendidas, en Copiapó se tomaron las primeras muestras por posibles casos de influenza equina, dada la presencia de sintomatología de la enfermedad. Así mismo, en la zona cordillerana de Alto del Carmen se constató la presencia de botulismo en ganado bovino.



0 comentarios:

Publicar un comentario