16 ene. 2018

COMENTARIO : "Confianza en Piñera, Tiempos Mejores para Atacama" (por Rony Acuña Bórquez)

Martes 16 de Enero de 2018.- Todos los ojos están puestos en Sebastián Piñera, porque sus desafíos son evidentes. Junto a la reactivación de la economía nacional y su alicaído PIB, se espera que su administración se instaure como un bastión de unidad política, aquella que se esperaría de un líder con mirada de Estadista. 

Hoy la cabeza de Chile Vamos, llega al poder con una victoria contundente en Segunda Vuelta, y el mejor resultado parlamentario de la centro-derecha desde el retorno de la democracia. Esto nos da confianza, pensando que esta base de gobernabilidad, a diferencia de lo ocurrido en el 2010,  significa contar con apoyos para impulsar grandes Reformas. En la misma línea, esperamos que la confección de su Gabinete y designación de nuevas autoridades responda tanto a lealtades políticas, como a un nombramiento por capacidades técnicas en perfecto equilibrio con las tan necesarias habilidades blandas y capacidad de diálogo.

Capacidad de negociación y gran sentido común para afrontar los grandes desafíos pendientes en temáticas que son relevantes para todos los chilenos y chilenas, como mejorar la actual Reforma al Sistema de Pensiones, instancia que requerirá alcanzar acuerdos con otros sectores políticos, eso es lo que espera la gente. Una mayor colaboración público-privada para la generación de nuevos empleos, las necesarias mejoras al sistema de salud, la gratuidad también para la educación técnica, son asuntos que importan tanto al poblador, como al propio empresario.

La última encuesta Criteria arrojó que un 90% de los encuestados espera que Sebastián Piñera cumpla con la ampliación de la gratuidad en la educación técnico profesional, y entre las medidas que generan mayor confianza, se encuentra  la creación de 600 mil nuevos empleos, la promesa de que el Gobierno consulte a comunidades locales antes de aprobar proyectos mineros y energéticos que las afecten, y la baja de impuestos para la clase media.

Por lo anterior, me atrevería a plantear, que las zonas de sacrificio ambiental, como mi puerto natal, Huasco, tuviera un subsidio económico en cada cuenta de luz domiciliaria que llega mes a mes, así como Mejillones.  

Además, pienso que el desafío de elevar un país deteriorado, ética, social y económicamente -además de políticamente fragmentado-, a su sitial correspondiente, requiere de total capacidad, pero también requiere de una inquebrantable lealtad, y una mirada de unidad que sobrepase todos los pequeños intereses particulares.

Es cierto que se hace muy difícil rediseñar y proyectar un país en tan solo cuatro años de Gobierno, y que es necesario que Sebastián Piñera y su equipo de asesores trabajen profesionalmente con miras a un segundo período del conglomerado. Sin embargo, no es menos cierto que co-gobernar con la calculadora política en la mano tampoco aporta mucho al sentido de madurez política, credibilidad y fortaleza que los partidos de la centro-derecha requieren para proyectarse hacia el futuro.

En Atacama tenemos la confianza puesta en Sebastián Piñera. La gente del norte confió en masa su voto en las urnas, y hoy se proyecta hacia tiempos mejores. Con sentido de unidad y lealtad, pongámonos manos a la obra. Queda tanto por hacer en nuestras comunas: reconstrucción, crecimiento económico, mayor empleabilidad, freno a la delincuencia, mejoras al transporte urbano y su infraestructura, más hermoseamiento de los entornos, dar mayor protección a nuestra abandonada y recargada clase media, mejorar la calidad de vida en todos los sentidos. 



0 comentarios:

Publicar un comentario