23 nov. 2017

En Atacama se concretó la nueva interconexión eléctrica nacional

Jueves 23 de Noviembre de 2017.- Como “la obra de transmisión eléctrica más grande en la historia de Chile”, fue catalogada por la Presidenta  Michelle Bachelet, la unificación de los Sistemas Interconectados Central (SIC) y del Norte Grande (SING), en el nuevo Sistema Eléctrico Nacional, hito que se concretó en la comuna de Diego de Almagro, en la región de Atacama.

“La interconexión del SIC y el SING, nos asegura como país conectividad para el desarrollo energético, que es uno de los pilares de la Agenda de Energía, impulsada por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. Contar con un sistema de transmisión eléctrico seguro y confiable,  nos permite proyectar un desarrollo eléctrico acorde a los nuevos desafíos económicos y medioambientales que ya está experimentando Chile, y en particular, la región de Atacama”,  sostuvo la intendenta, Alexandra Núñez Sörich.

“Estamos muy contentos de dar, nuevamente, cumplimiento a un compromiso  asumido en la Agenda de Energía que impulsa la Presidenta Bachelet, partimos el año 2015, nos comprometimos a tener el proyecto y conectado al país el año 2017, y lo hicimos el día de ayer (martes), justamente, en la subestación Cumbres de Diego de Almagro, en nuestra región de Atacama, lo que nos tiene muy contentos, por haber aportado al desarrollo energético, pero también, para el bienestar de las familias de chilenos y chilenas”, afirmó el seremi de Energía de Atacama, Rodolfo Güenchor García.

La estructura se extiende por 3.100 km desde Arica a Chiloé, abasteciendo de electricidad a más del 97% de la población nacional. Tendrá una capacidad instalada aproximada de 24.000 MW y una demanda de 11.000 MW, representando el 99% de la capacidad instalada de generación del país. 

Las obras comenzaron su construcción en agosto 2015, con una inversión sobre US$ 700 millones. Hasta ahora, en Chile existían dos grandes sistemas interconectados: el SING (que unía de Arica a Antofagasta) y el SIC (de Taltal a Chiloé). A estos se suman el Sistema Eléctrico de Aysén y el de Magallanes.

“Hemos conectado el país, ésta es una tremenda obra, la más grande y más compleja en la historia de la transmisión eléctrica de Chile. Hemos conectado un sistema de más de 3000 kilómetros de longitud que nos va a entregar más seguridad y calidad en el suministro eléctrico que hoy día llega a las familias, a la industria y, además, vamos a dar la posibilidad de tener más competencias en el sector eléctrico, lo que significa también, bajas en los costos de la electricidad para ser más productivo, principalmente, para la minería y la industria, pero también, se traduce en proyectos nuevos que van a entregar energía eléctrica limpia, sustentable y barata a las familias de todo el territorio nacional”, agregó Güenchor García.

La interconexión fue impulsada por años, para aportar seguridad al sistema y disminuir los precios de la tarifa eléctrica. Esta nueva estructura permitirá contar con un mercado eléctrico más eficiente, con seguridad de suministro, más sustentable y, sobre todo, con menores costos. El estudio de impacto estimó un aumento del PIB de largo plazo en US$ 1.600 millones. En el corto plazo, el efecto sobre el PIB llega a US$ 500 millones. Esta cifra corresponde a una disminución de los costos del sistema eléctrico y una proyección de reducción de precios asociados a una mayor competencia y disminución de riesgos en el mercado.



0 comentarios:

Publicar un comentario