7 jul. 2017

Intendente Vargas reconoce labor de Hermana Superiora Natalia Palomino para mejorar calidad de vida de adultos mayores de Atacama

Viernes 07 de Julio de 2017.- En el marco de la misa de despedida a la Hermana Natalia Palomino, Superiora de la Congregación de las Hermanas de los Ancianos Desamparados, quienes son responsables del Hogar de Ancianos Nuestra Señora de la Candelaria en Copiapó, El Intendente de Atacama, Miguel Vargas, realizó un reconocimiento al legado que dejará la religiosa en la región de Atacama, al partir a cumplir labores similares al Hogar Nuestra Señora del Carmen en Antofagasta tras casi 7 años en la región, periodo máximo que permanece una superiora de la congregación en un territorio determinado.

Durante la eucaristía presidida por el Obispo de Atacama Monseñor Celestino Aós Braco, la primera autoridad regional sostuvo que durante este periodo “fuimos testigos del trabajo de las hermanas, de los voluntarios y voluntarias, de los profesionales; y de cómo la comunidad se ha estado involucrando en el trabajo que hace el hogar. Nosotros permanentemente desde el Gobierno hemos estado colaborando también en cada una de las actividades y hemos visto también como la organización de las hermanas dieron pasos más allá, incluso, presentando proyectos a fondos concursables y eso nos  parece muy notable y muy importante”.

El Intendente Vargas aseveró que el legado que deja la Hermana Palomino es muy relevante, “un legado producto del trabajo, del compromiso y del cariño y eso se lo agradecemos enormemente, porque esta región ha pasado momentos muy difíciles, y creo que si hemos sido capaces de enfrentar estas dificultades, también se ha debido a la oración y la fuerza espiritual que siempre tiene que estar presente. Como se dice,  la fe mueve montañas y no podemos perderla nunca; y así como bautizamos a la Iglesia nuestra Señora del Carmen en Chañaral como la obra de la fe y la esperanza en 2015, el trabajo de las hermanas también nos da fe y esperanza que podemos seguir construyendo juntos una mejor región, que podemos juntos enfrentar las dificultades, sacar adelante a Atacama y hacernos cargo de las necesidades que tienen cientos de familias en el territorio”. 

De su estadía y lo vivido en la región de Atacama, la Hermana Palomino expresó “muy y contenta, feliz por haber entregado todo lo que he podido para sacar adelante el Hogar y me voy también contenta porque he visto que he tenido mucha colaboración por parte del Gobierno, la Iglesia y mucho voluntario, entonces eso mismo me ha dado mucho entusiasmo para poder ir mejorando el Hogar en todo su ámbito, porque hay que abrir mil puertas para que vean lo que se hace acá, la obra que levantamos día a día, que no es nada fácil, pero con la ayuda de todos hemos podido salir adelante”, afirmó.



0 comentarios:

Publicar un comentario