5 jun. 2017

Preocupación en la Comunidad de Aguas Subterráneas ante pronóstico de precipitaciones para Atacama

Lunes 05 de Junio de 2017.- Afectados en 2015 y nuevamente por las lluvias de mediados de mayo, los directivos y usuarios de la Comunidad de Aguas Subterráneas (Casub), se mostraron preocupados por las medidas que se han tomado para prevenir los desbordes del rio Copiapó.

Es por eso que ante el anunció de precipitaciones para estos días, la Casub entregó, por medio de oficina de partes, un informe dirigido al Intendente Miguel Vargas y los servicios relacionados, donde se contiene el real grado de afectación de los agricultores de Copiapó hasta Caldera, con el fin de que se tomen las medidas definitivas que eviten otra catástrofe.

“Queremos hacer entrega de un informe técnico que recopilo la Casub al Intendente. Este es un informe que explica las falencias que tiene el rio Copiapó  y donde provoca los desastres por desbordes. Nuestra jurisprudencia va desde la Alameda hasta la desembocadura y considera 1290 hectáreas  dañadas, canales y tenemos 30 pozos con daños”, explicó el presidente de la Comunidad de Aguas Subterráneas, Germán Palavicino.

El directivo agregó que ya estuvieron en reunión con el Intendente y se le solicitó que se ensanchara el río y vieran el tema del puente de Bodega, que provoca que el agua se vaya a Chamonate, Toledo y Piedra Colgada, dañando San Pedro y los sectores aledaños.

Por su parte, el administrados de la Casub, Carlos Araya, se refirió a las medidas que se iban a hacer después del 2015 para ensanchar el rio y profundizarlo, las que asegura no se tomaron y recién ahora se están realizando a puertas de otro evento tan complejo como el del 13 de mayo, por lo que no tienen certeza de que las hectáreas dañadas no vuelvan a serlo.

“Queremos que de una vez por todas el Gobierno o el Estado de Chile tome las medidas necesarias para ensanchar el río y profundizarlo. Hoy en sector Bodega está toda la disponibilidad de los ribereños y se ha llevado a terreno a la gente de obras públicas, para que puedan ensanchar el rio a lo menos 50 metros de ancho, pero no vemos una celeridad del Estado de tomar medidas de fondo, solamente para salir del paso y posiblemente nos encontremos con un episodio tan complejo como el que ya vivimos en mayo”, afirmó el administrador.

Ante la consulta de si hay preocupación por el anuncio de lluvias para esta semana, Araya declaró que “por supuesto, estamos todos trabajando desde el 15 de mayo desembancando, habilitando las zonas de riego y hoy la agricultura que logró mantenerse en pie, por no tener capacidad de conducción de agua se le están secando las plantaciones, no tienen agua ni comida los animales y los agricultores están perdiendo las siembras. Nos falta un plan de gestión fuerte para la región”.

Para finalizar, Rafael Daviu agricultor del sector San Pedro, que fue afectado en 2015 y también este año,  declaró conmovido que “lo hemos pasado mal, con pérdida de producción, de equipamiento, sistema de riego y la verdad que es un desastre y hay que hacer algo. Hemos tenido máquinas y los militares también nos han apoyado, pero los daños en infraestructura y maquinarias es muy grande. No veo que haya cambios y no creo que se haya alcanzado a hacer algo y lo vamos a volver a pasar mal, esa es la realidad”.



0 comentarios:

Publicar un comentario