25 may. 2017

Intendente y Rector de la UDA se reúnen para coordinar el retorno a clases

Jueves 25 de Mayo de 2017.- En la oficina del rector de la Universidad de Atacama, Celso Arias, se llevó a cabo la reunión con el Intendente de Atacama, Miguel Vargas, con el fin de informarle el estado de afectación de la casa de estudios y las necesidades para generar un plan de retorno a clases.

Tras concretarse la reunión, Celso Arias, manifestó que “conversamos acerca de la situación en que se encuentra la universidad, le informamos a la autoridad la forma en que estamos trabajando para poner en marcha la universidad y los tiempos de retorno a clases, porque nuestro interés es preocuparnos de que nuestros estudiantes vuelvan sin tener compromisos para su salud, por lo que hemos ampliado el plazo de suspensión de clases y actividades”.

Por su parte, la máxima autoridad regional recogió las propuestas y solicitudes del rector y reiteró el compromiso del Gobierno con la universidad para que pueda recuperarse en el menor tiempo posible y los alumnos puedan volver a clases. “Esta la voluntad de apoyar a la universidad en esta materia. 
Hay un compromiso de trabajo constante que tenemos con la Universidad de Atacama”, agregó.

En esta línea, Arias informó que fueron visitados por un equipo del Ministerio de Educación y arquitectos de Santiago evaluaron la situación, para estimar los valores para esta obra y los montos que se les entregarán y que permitirán llevar a cabo las reparaciones.

“Nosotros queremos retornar a clases pero hay salas más dañadas que otras y requieren reparaciones que demoran aproximadamente un mes, lo que no significa que podamos iniciar actividades. Sin embargo, el Campus Cordillera por ejemplo, que es el área de la salud, debería regresar la próxima semana a clases, mientras que los administrativos y académicos de ese campus ya ingresaron ayer a sus actividades”, afirmó el rector.

En cuanto a los montos, la UDA estima entre 760 y 860 millones el presupuesto para reparar los daños sufridos durante el frente lluviosos que afectó a la región la segunda semana de mayo.

Desborde del rio
Ante la consulta de las obras que se harán para evitar que el desborde del río vuelva a provocar daños en la casa de estudio, el Intendente respondió que “en esta etapa estamos realizando primeras intervenciones en puntos críticos, como labores de limpieza en la quebradas y en el cauce del rio, pero también tenemos que ponernos de acuerdo en las obras de mitigación de corto plazo en cada punto crítico del rio Salado, Copiapó, en Tierra Amarilla y quebrada de Paipote, un trabajo que ha depurado bastante el Ministerio de Obras Públicas, que será compartido con los equipos técnicos, las empresas y con la comunidad, que está muy interesada en ser parte de la toma de decisiones y nos ha presentado importantes propuestas”.

“Las obras definitivas deben iniciar su construcción en 2018, pero ahora tenemos que ponernos de acuerdo con las obras de mitigación, porque como lo hemos dicho varias veces, el cambio climático llegó para quedarse y tenemos que acostumbrarnos a vivir con esta nueva realidad y hacerle frente en conjunto”, puntualizó Vargas.



0 comentarios:

Publicar un comentario