27 sept. 2016

Diputada Cicardini desmiente a medio de prensa, "No estoy suspendida"

Martes 27 de Septiembre de 2016.- Ante la información difundida por un medio de comunicación nacional respecto al pronunciamiento del Tribunal Supremo del Partido Socialista de Chile de aplicar una medida sancionatoria en mi contra, quisiera manifestar lo siguiente: 

1-       En la actualidad no me encuentro suspendida del Partido Socialista de Chile, ni en mis obligaciones militantes, ni en mis derechos como tal. Tras tomar recientemente conocimiento de un fallo de primera instancia, he presentado una solicitud de revisión de dicha causa, a objeto de ejercer mi derecho a presentar mis descargos, petición que ha sido acogida por el órgano resolutivo partidario, razón por la cual dicha investigación no está cerrada. 

2 -      Como señalé con anterioridad, dicha acusación se basa única y exclusivamente en mi sola presencia en un evento realizado hace meses, previo al periodo de campaña electoral, organizada por un grupo de personas;  y a la que se invitó a mi grupo familiar, incluyendo por supuesto a mi padre y actual candidato a la reelección como alcalde por Copiapó; motivo por el cual concurrí precisamente en mi condición de hija e integrante de ese núcleo.

3-       Quiero señalar que en lo personal y como militante del Partido Socialista de Chile, tengo mi conciencia absolutamente tranquila. Los ciudadanos de la región de Atacama han sido testigos fehacientes  que en las últimas semanas he dedicado gran parte de mi tiempo personal y esfuerzos, a recorrer cada rincón de la región para manifestar públicamente mi total respaldo a los candidatos de la Nueva Mayoría, y del Partido Socialista de Chile. 

4- Finalmente quisiera reiterar que para mí nadie tiene el derecho a exigirle a una hija a negar a su padre o a negar a su familia, o al absurdo de tener que desconocer o renunciar a mi nombre y a mi familia por los meses de campaña. Sigo siendo hija y él sigue siendo mi padre, independiente de su actual situación de candidato.

Por lo demás, los vínculos entre padre e hija y al interior de una familia son para mí, y para la gran mayoría de los chilenos y chilenas, lazos fundamentales, esenciales en la vida de todo ser humano, y que a mi juicio no se pueden traicionar cuando no hay nada ilegitimo o fuera de la ley de por medio.



0 comentarios:

Publicar un comentario